Misión

_

Estimular el conocimiento, promoviendo la educación médica continua para apoyar a los ortopedistas tanto en su especialidad como en sus subespecialidades y así obtener los mejores estándares en su práctica profesional a nivel nacional e internacional y promover la investigación y el desarrollo científico.

Incentivar la convivencia y las relaciones entre las agrupaciones de los especialistas tanto nacionales como internacionales en beneficio del desarrollo científico de la especialidad.

Fungir como organismo representativo de la práctica de la Ortopedia ante las autoridades y dependencias gubernamentales y académicas para fomentar la actualización de los médicos ortopedistas.

Visión

_

El Colegio Mexicano de Ortopedia y Traumatología, se observa como un representante de los ortopedistas de la región en beneficio de una academia continua que les permita trascender a través de revolucionar los estándares de las prácticas médicas de la especialidad.

Valores

_
Ética
Moral
Honradez
Integridad
Sentido humano hacia el paciente
Transparencia y cultura abierta
Diversidad
Responsabilidad Social
Transformación

Historia

_

Publicaciones relacionadas a la historia del Colegio:

“El grupo de los Trece”
“Perspectivas de la ortopedia en 1995”
“El Cincuentenario de la SMO”
“Nuestra ética médica contemporánea”
“La SMO en Internet”
“Ayer, hoy y mañana”

Las raíces de la ortopedia y traumatología de nuestro país se remontan a la medicina prehispánica como se asienta en los escritos de Fray Bernardino de Sahagún, en donde relata como los aztecas demostraban su habilidad en la reducción e inmovilización de fracturas por medio de tablillas y la utilización de diversas plantas como escayolas reforzadas con resinas vegetales, existiendo la evidencia de trepanaciones y de cirugías con tutores centromedulares fabricados con cortezas de algunos árboles.

Destaca el amplio conocimiento que tenían sobre la herbolaria que fue utilizada inclusive por Hernán Cortes en la mitigación del dolor y la inflamación.

Después de la conquista, la medicina se fue consolidando y enriqueciendo con la información que se recibía del viejo continente. A fines del siglo XIX, la ortopedia era practicada por médicos generales.

Se puede considerar al Hospital Juárez como el sitio en donde se inicia el estudio de las lesiones del sistema músculo esquelético, ahí se tomo la primera placa radiográfica en 1908 y el Dr. Aureliano Urrutia utilizaba la astragalectomía como tratamiento del pie zambo.

El primer especialista que hubo en México fue el Dr. Manuel F. Madrazo, quien estudio en New York con el Dr. Finkelstein, pero los verdaderos pioneros de la Ortopedia en México, fueron los doctores:

Pablo Mendizábal,
José Castro Villagrana,
Alfonso Ortiz Tirado,
Juan Farrill,
Alejandro Velazco Zimbron y
Eduardo Gómez Jáuregui,

Algunos de ellos se especializaron en el extranjero, como el Dr. Farrill. Todos ellos eran hábiles cirujanos y con gran vocación, lo que los motivó a organizar los primeros servicios de atención para las lesiones óseas: en el Dr. Ortiz Tirado y su alumno el Dr. Velazco Zimbron, quien posteriormente fundara la Clínica Primavera. El Doctor Juan Farrill, en el Hospital Infantil, inicia la enseñanza de la ortopedia en México. Todos ellos con su intrínseca cualidad de maestros, propiciaron la investigación en nuestro país, con la presentación de sus experiencias en México y en el extranjero, por lo que reciben diversos reconocimientos

En los treintas aun no se había implantado formalmente la residencia y la enseñanza era de tipo tutelar, impartiendo sus conocimientos con profunda dedicación y vocación de servicio, exigiendo sólo que se asistiera regularmente a sus servicios, ser puntual y dedicado, preguntar e interesarse por todo lo que se veía y en especial, llevar una conducta ética, lo cual era lo más significativo que impartían.

Sin embargo entre el grupo de estos maestros y pioneros de la especialidad en nuestro país, existía una gran rivalidad profesional para atender a los principales personajes de la época cuando se requerían sus servicios o de tipo altruista-político para obtener un prestigio.

Los alumnos, que fungían como ayudantes, al principio tomaron partido en esta rivalidad, pero después, con el deseo de aprender y de capacitarse con los adelantos de la época, nace en ellos la inquietud de formar una sociedad que entrelazara conocimientos y unificara criterios por lo que se busca el apoyo de los médicos del Nuevo Hospital Central Militar, los Doctores: José Antonio Zapata Valdéz, Rafael Moreno Valle y Rafael Farrera Rojas quienes comprendieron el problema y se unieron a la idea de la formación de la Sociedad de Ortopedia, donde se buscaba hacer a un lado toda rivalidad de tipo político y se fomentara la amistad.

Al principio las reuniones se realizaban en algún restaurante, y había el compromiso de invitar a otros médicos a los que les interesara el tema de la ortopedia, para posteriormente debatir en la casa del Dr. Joaquín Cabrera.

Finalmente, a mediados de 1944, se realiza la primera reunión formal en la casa del Dr. Ernesto Miranda Ortiz y el 4 de julio de 1946, se firma el acta constitutiva con la que nace la Sociedad Mexicana de Ortopedia, con carácter nacional y protocolizada por el notario público número 114, Licenciado Eduardo Cortazar y Creel. Quedando como socios fundadores los siguientes 18 doctores:

José Antonio Zapata Valdez
Alejandro Castanedo Kimball
Luis García Figueroa
Pedro Rosas Balanzario
José Jesús Domínguez
Ignacio Meza Gutiérrez
Ladislao Solares Ahedo
Joaquín Carmona Paulin
Jesús Salas Heredia
Ernesto Miranda Ortiz
Joaquín Cabrera López
Rafael Moreno Valle
Armando León Bejarano Macias Valadéz
Rafael Farrera Rojas
Manuel Berumen Carrillo
Luis Lomelín Anaya
Guillermo de Velasco Polo
Max Luft Kummer

Entre los principales acuerdos que se tomaron estaba:

Que las sesiones fueran una vez al mes y se realizaran en las casas particulares de los socios, teniendo como sede la Ciudad de México.
Que la presidencia de la sociedad fuese por un año y en orden cronológico a la recepción profesional, hasta el último de los socios fundadores.
Que ninguno de los maestros de estos fundadores podía ser presidente
Se nombró un comité para formular estatutos y reglamento
Dos años después de fundada la Sociedad Mexicana de Ortopedia y con mejor organización, invitaron a sus maestros a formar parte activa de la misma, como Socios Honorarios. Ellos se integraron totalmente a las actividades, no solo enriqueciéndola con sus intervenciones, sino favoreciendo el intercambio con otras instituciones del extranjero.

Así, el Dr. Alejandro Velasco Zimbron, en abril de 1953, proporcionó un aula de la Clínica Primavera, porque no era posible continuar las sesiones en los domicilios de los socios activos.

En agosto de 1960, al morir el Dr. Velazco Zimbron, y siendo presidente de la Sociedad, el Dr. Rafael Farrera Rojas, se cambio la sede a la antigua Facultad de Medicina en donde se sesionó por un lapso de 7 años.

En abril de 1967, siendo Presidente de la Sociedad, el Dr. Enrique Suárez Velázquez y con el apoyo del entonces Secretario de Salubridad y Asistencia, la sede de la Sociedad pasa a una aula de la propia Secretaría, en la calle de Lieja.

En 1969, se realiza el IX Congreso de la S.I.C.O.T. en la Ciudad de México y su presidente el Dr. Juan Farill, destino el beneficio económico del Congreso: $215.000.00 a la Sociedad para que adquiriese su Sede propia. Así mismo y en esa misma fecha, regaló la venera Presidencial de la Sociedad

El 4 de agosto de 1970, siendo Presidente de la Sociedad, el Dr. Luis Sierra Rojas, se adquiere la sede de las calles de Puebla 398, 4º piso en la Colonia Roma, donde la Sociedad, consolida su liderazgo por los siguientes 30 años, resultando con el tiempo insuficiente para albergar a la membresía por lo que se juzga necesario la adquisición de una nueva Sede.

Después de un estudio minucioso llevado a cabo durante varios años, siendo Presidente el Dr. Cesáreo Trueba Davalillo, el 14 de agosto del 2000, se adquiere en propiedad en el piso 25 del edificio World Trade Center, ciudad de México, las oficinas 23 a 27 y el 17 de abril de 2001, se amplia la compra a las oficinas 3 y 4 del mismo edificio.

La Sede actual, representa la visión de nuestros fundadores, la lealtad y perseverancia de sus alumnos, el trabajo de los alumnos de estos, y que se continua a la fecha para preservar la tradición de orgullo, no solo de una Sede lujosa y funcional, sino el deber de mantener actualizada una práctica de la ortopedia mexicana digna, al estar al mismo nivel de la que se realiza a nivel mundial.

Compromiso de las Mesas Directivas

Cada mesa Directiva de la Sociedad, Congreso o Jornada se ha preocupado por cumplir los objetivos de la Sociedad que están señalados en los estatutos en el artículo 6:

Agrupar a los médicos cirujanos ortopedistas de todo el país.
Promover el estudio y la investigación de la ortopedia en todas sus ramas a través del desarrollo educativo en las Universidades y centros hospitalarios de enseñanza
Estimular la superación académica de los especialistas
Cuidar que el ejercicio de la especialidad se realice con la eficiencia y ética profesionales.
Propiciar los principios fraternales entre los ortopedistas, con sociedades afines y con la sociedad en general.
Cooperar con los organismos gubernamentales y privados siempre y cuando ellos lo soliciten, en todo lo relacionadocon las actividades de la Especialidad.
Todo ello se ha cumplido ampliamente con los Congresos y Jornadas Nacionales.

En 1948 se organizó y se efectuó el Primer Congreso Nacional de Ortopedia, en forma conjunta con la Asamblea Nacional de Cirujanos, en el Hospital Juárez. Los demás congresos han sido organizados y realizados exclusivamente por la Sociedad Mexicana de Ortopedia, cada dos años en la Ciudad de México sin interrupción, excepto en 1962, que se efectuó en la Ciudad de Puebla.

La necesidad de dar cumplimiento a los estatutos con la mejor promoción y difusión de la ortopedia en nuestro país, especialmente en el interior de la República Mexicana, dio lugar a las Jornadas Nacionales de Ortopedia, organizadas y auspiciadas por la Sociedad y que son llevadas a cabo en años alternos a los Congresos, con sedes en distintas Ciudades del interior del país, dejando beneficios reales a la sociedad local.

Hasta la fecha se han efectuado 51 Reuniones anuales: 28 Congresos y 23 Jornadas Nacionales, con una asistencia cada vez mayor y con representación de Ortopedistas de todo nuestro país y un número importante de extranjeros, lo que reafirma la calidad de los programas científicos y sociales, con la presencia de profesores nacionales y extranjeros, que presentan y discuten las ultimas investigaciones realizadas en los centros e instituciones con mayor reconocimiento en nuestro país y en el extranjero, lo que permite confirmar que la Sociedad Mexicana de Ortopedia, es una de las instituciones científicas más importantes de México.

También exitosa en el ámbito social por la presencia de alrededor de 500 acompañantes, la mayoría esposas e hijos; resultado del sentimiento de amistad que sembraron los fundadores y han cosechado y abonado las siguientes mesas directivas, logrando que se conforme como una “gran familia de la Ortopedia nacional”, en un ambiente de cordialidad, alegría y sana convivencia.

Desde la fundación de la Sociedad Mexicana de Ortopedia surge la necesidad de sus miembros de divulgar el conocimiento, la experiencia de su practica profesional, así como realizar enseñanza entre la comunidad médica. Con esta misma inquietud, nace la Revista de la Sociedad Mexicana de Ortopedia en enero de 1950, con el nombre de Anales de Ortopedia y Traumatología.

El primer Comité editorial estuvo formado por los Doctores: Alejandro Velazco Zimbron, el Dr. Ernesto Miranda Ortiz, el Dr. Joaquín Carmona Paulin y la Presidencia de la Sociedad la ocupaba el Dr. Pedro Rosas Balanzario, que dio todo el apoyo para la formación de la revista.

El primer editorial fue firmado por el Dr. Ernesto Miranda Ortiz, donde señalaba: “ la necesidad de tener un órgano a través del cual el especialista en Ortopedia pueda dar a conocer y divulgar esta capacidad en sí, y su propia experiencia, ha hecho que la Sociedad Mexicana de Ortopedia, fundada en la Ciudad de México en 1946, de a conocer éste primer número, de su revista oficial.

La Revista ha tenido cuatro épocas, la primera en la que sólo fueron editados unos números ya que en el II Congreso de la SICOT, efectuado en 1953, en la Ciudad de Río de Janeiro, se acordó que todas las revistas latinoamericanas desaparecieran y se fundieran en una sola: la Revista de Ortopedia y Traumatología, Edición Latinoamericana, lo cual fue cumplido por México, pero el fracaso de esta hizo desaparecer a nuestra Revista por unos años.

La segunda época, se inicia en octubre de 1965, con el Dr. Enrique Suárez Velázquez, quien acomete con profundo entusiasmo la labor de organizar y dirigir la revista, por 14 años, hasta llevarla a ser considerada entre las mejores del país y de Latinoamérica.

La tercera etapa, a partir de 1981, cambia el nombre a Revista Mexicana de Ortopedia y con grandes dificultades de todo tipo se llega a 1987, cuando toma la dirección del Comité Editorial el Dr. Antonio Redon Tavera, quien durante 15 años la engrandece y consolida.

La cuarta etapa se inicia en el 2002, cuando por causa administrativa, se tiene que cambiar el nombre al de Acta Ortopédica Mexicana, correspondiendo al Dr. Octavio Sierra Martínez ser el primer editor, quien se preocupa y ocupa en mejorar la calidad de nuestra Revista hasta diciembre de 2005, en que adquieren tan importante responsabilidad el Doctor Benigno Zenteno Chávez, como Editor en jefe y el Doctor Luis Gómez Velázquez como Editor, con la firme convicción de la continua búsqueda de la excelencia para entregar buenos resultados.

Hoy se tiene además una pagina Web de la editorial Medigraphic.com para consultar la Revista, y se esta en índice con LILACS, ARTEMISA, EXTREMED (OMS).