Volver al inicio
Volver al inicio
Usuario  
Password
 
¿Olvidó su contraseña? click aquí Ingrese al formato de registro

JUANETES (Hallux Valgus)


Dr. Luis Cadena Méndez

¿ Que son los juanetes?

Juanete es una deformidad del dedo gordo o primer dedo del pie, se le conoce como Hallux valgus que proviene del latín y significa deformidad hacia fuera (valgus) del primer dedo (hallux), el hueso que une la primera articulación del dedo gordo con el primer metatarsiano se vuelve prominente hacia el borde
interno del pie, esta prominencia es el juanete y se encuentra formado por hueso y tejido blando.

¿ Qué ocasiona los Juanetes?
Por mucho la causa más común de la formación de los juanetes es el uso prolongado de calzado inadecuado, generalmente calzado estrecho y puntiagudo que hace que los dedos del pie se apretujen entre ellos en una posición antinatural.

Los juanetes pueden ser causados por artritis, la herencia puede jugar un papel importante pero estas dos últimas causas solo se presentan en un porcentaje menor de los casos de juanetes. Un estudio de la Sociedad Americana de pie y tobillo demostró que el 88% de las mujeres utilizan zapatos muy ajustados y el 55% tienen juanetes, por eso los juanetes son nueve veces más frecuentes en mujeres que en hombres.

¿ Se pueden prevenir los Juanetes?
Los juanetes se vuelven dolorosos si se dejan progresar por mucho tiempo, muchos problemas de juanetes pueden manejarse sin cirugía, en general el juanete que no es doloroso no necesita corrección quirúrgica, por esta causa los cirujanos ortopédicos no recomiendan cirugía “preventiva”, para los
juanetes que no duelen, con tratamiento preventivo y adecuado puede ser que nunca se conviertan en un problema.

El dolor de los juanetes puede ser manejado con éxito en la mayoría de los casos con cambio en el calzado, por uno que se amolde adecuadamente y no comprima los dedos, el cirujano ortopedista le puede asesorar sobre el tipo de calzado adecuado.

Siga los siguientes puntos para un calzado adecuado:

• No seleccione los zapatos por el número que viene dentro de los mismos, los tamaños varían con las marcas y estilos, juzgue mejor el zapato por como le queda en su pie.
• Seleccione un zapato que se conforme lo más posible a la forma de su pie.
• Mídase sus pies regularmente el tamaño de los pies cambia con la edad, mídase ambos pies, la mayoría tiene un pie mayor que el otro, cómprese el calzado del número más largo.
• Pruébese los zapatos al final del día cuando sus pies son más grandes.
• Colóquese de pie para probárselos y asegúrese que tenga espacio adecuado 1cm de la punta del dedo gordo.
• Asegúrese que el pie se amolde bien a la parte más estrecha del zapato.
• No se compre zapatos estrechos o apretados esperando hormarlos con el tiempo.
• Su talón debe de llenar adecuadamente el zapato con un mínimo de deslizamiento
• Camine con los zapatos para estar segura que le caben y que son confortables.
• Algunos zapatos pueden ser modificados mejorando las áreas que le ponen presión a sus pies así también se pueden agregar férulas o insertos para aliviar el dolor. Para los juanetes ocasionados por artritis, se pueden indicar medicamentos para reducir el dolor y la inflamación.

¿ Es candidato a la cirugía del juanete?
Si el tratamiento no quirúrgico falla, debe de considerar la cirugía, muchos estudios han encontrado que del 85 al 90% de los pacientes que se someten a cirugía del juanete se encuentran satisfechos con los resultados.

Las razones por las cuales se puede usted beneficiar con la cirugía del juanete incluyen:

• Dolor severo en los pies que limita las actividades diarias incluyendo la marcha y aún usando calzado adecuado encuentra difícil caminar una o más cuadras sin presentar dolor.
• Inflamación crónica del primer dedo que no mejora con reposo, plantillas o con medicamentos.
• Deformidad del primer dedo que empuja o se sobrepone a los otros dedos.
• Pie con poca movilidad incapaz de doblar los dedos hacia arriba o hacia abajo
• Falla de control del dolor con el uso de antinflamatorios.

Hay que tomar en cuenta que las deformidades establecidas o un juanete que tiene varios años y que comienza a ser doloroso, o cuando los dedos vecinos sobre todo el segundo se deforma en “garra” o tiene un callo doloroso en el dorso o cuando se presentan “callos” en la planta del pie debajo de la cabeza del segundo o tercer metatarsianos, lo más probable es que no funcione el tratamiento conservador y aunque disminuyan parcialmente las molestias la deformidad continuará hasta que ya no sea posible el uso del calzado normal.

Si su Médico Ortopedista le ha recomendado la cirugía como tratamiento de su juanete, le deberá de explicar la técnica quirúrgica que va a utilizar, existen aproximadamente 200 técnicas quirúrgicas, lo que quiere decir que el tratamiento debe de individualizarse a su tipo de pie y deformidad, no todos los
juanetes son iguales, inclusive aunque el problema se presente en sus dos pies, la deformidad puede ser distinta y un pie puede requerir una técnica distinta al otro.

La evolución de las distintas técnicas ha permitido que cada vez más pacientes se sientan satisfechos con los resultados, se ha logrado disminuir el tiempo de la rehabilitación así como de la incorporación al trabajo, el paciente inicia una marcha más temprana lo que lleva a una más pronta recuperación.

Una de las técnicas más modernas en la cirugía de los juanetes es la llamada Cirugía Mínima Invasiva, también conocida como cirugía percutánea, microcirugía, mini cirugía o de abordajes mínimos, es una técnica quirúrgica que nos permite realizar intervenciones a través de incisiones mínimas, heridas
pequeñas menores a 1cm, sin exposición directa de las estructuras profundas del pie, lo que condiciona disminución del trauma, debemos de aclarar que no se trata de una cirugía con “láser“ ya que hasta el momento ningún láser de grado médico es capaz de cortar el hueso sin dañar las estructuras vecinas y sin quemarlo.

La cirugía mínima invasiva para corrección del juanete o deformidades de los dedos, debe de ser realizada por un Cirujano Ortopedista, Certificado ante el Consejo de la Especialidad, con conocimientos o experiencia en cirugía del pie y que además haya tomado un curso de cirugía mínima invasiva o que la realice en la Institución donde labora. Es muy importante la experiencia del cirujano para la obtención de buenos resultados.

Se lleva a cabo mediante un sistema motorizado al que se acoplan las fresas de corte, estas son de distintas formas y tamaños para introducirlas por los pequeños orificios y realizar ya sea el “limado del hueso” y para las osteotomías es decir el corte del mismo para la corrección de las deformidades, las osteotomías se fijan de forma externa con un vendaje especialmente diseñado, eliminando la necesidad de colocación de clavos o tornillos excepto en algunos casos.

Se coloca un vendaje especial que deberá de usar el paciente dependiendo del caso de 10 a 15 días, para posteriormente cambiarlo diariamente con una venda auto adherible y separador blando para el primer dedo y utilizar un zapato postoperatorio de suela dura por un periodo de 6 a 8 semanas. Inmediatamente después de la operación y durante todo el período antes señalado el paciente puede caminar apoyando completamente el pie operado, esto es importante para el resultado final ya que los cortes realizados en el hueso, se “acomodan” con la marcha mientras consolidan al mismo tiempo las
fracturas.

Las ventajas de la cirugía mínima invasiva son:
Se trata de cirugía ambulatoria, el paciente sale del hospital el mismo día de su operación por lo que disminuyen los costos por concepto de hospitalización, se utiliza generalmente anestesia local o bloqueo, dependiendo de la valoración del anestesiólogo, heridas pequeñas por lo tanto menor dolor en el postoperatorio, deambulación inmediata, es decir el paciente sale caminando del Hospital, disminución en el tiempo de recuperación, en aproximadamente 6 a 8 semanas, terminadas las cuales se puede usar zapatos anchos o zapato tenis incorporándose en forma más temprana a sus actividades, los resultados son comparables a la cirugía abierta con buenos resultados estéticos y funcionales.

Las desventajas de la cirugía mínima invasiva son:
Cuando se realiza en los dos pies al mismo tiempo la recuperación es un poco más lenta, lo ideal es operar primero un pie y después de un periodo de 3 a 6 meses el otro para una más rápida recuperación.

No todos los juanetes pueden operarse por cirugía mínima invasiva, su Ortopedista es el experto y le indicará si es usted o no candidato a este tipo de cirugía, ya que las indicaciones son muy precisas y si no se cumplen, los resultados no son los adecuados.

Otra desventaja es que puede haber retraso de la cicatrización de las pequeñas heridas sobre todo en pacientes con antecedentes de Diabetes Mellitus o alguna otra enfermedad sistémica, el riesgo de infección se encuentra siempre latente pero su médico le indicará los cuidados que debe tener así como los medicamentos que se le administrarán posteriormente a la operación.

Por otro lado, esta técnica no es inocua. Se han reportado complicaciones inmediatas como: ruptura del material de corte, quemaduras, infecciones y lesiones vasculares o neurológicas; y complicaciones tardías como retardos en la consolidación, movilidad de los fragmentos óseos, e inclusive después de un
tiempo la reaparición del juanete.

Por lo anterior deberá preguntarle a su cirujano sobre todas las dudas que tenga sobre el procedimiento. Es de hacer notar que la evaluación preoperatorio y la elección del tratamiento, es parte muy importante para la buena evolución y conclusión de su padecimiento.

 

 

imprimir
regresar

 



 

 

World Trade Center México
Montecito #38, col. Nápoles
piso 25, oficinas 23 a 27
C.P. 03810, deleg. Benito Juárez México, D.F.
Tel. (55) 9000 2790 al 94

 

Síguenos en Facebook Síguenos en TwitterBlogCMO

Ver Sesión
Calendario de sesiones
Titulares de capítulos
Reglamento capítulos de especialización

 

Biblioteca virtual
Apoyos para investigación
Centro de redacción